Historia de los huevos de Pascua y los caramelos de Semana Santa

History of Easter Eggs and Easter Candy

The history of Easter Eggs as a symbol of new life should come as no surprise. The notion that the Earth itself was hatched from an egg was once widespread and appears in creation stories ranging from Asian to Ireland.

Eggs, in ancient times in Northern Europe, were a potent symbol of fertility and often used in rituals to guarantee a woman’s ability to bear children. To this day rural “grannywomen” (lay midwives/healers in the Appalachian mountains) still use eggs to predict, with uncanny accuracy, the sex of an unborn child by watching the rotation of an egg as it is suspended by a string over the abdomen of a pregnant woman.

Dyed eggs are given as gifts in many cultures. Decorated eggs bring with them a wish for the prosperity of the abundance during the coming year.

Folklore suggests that Easter egg hunts arose in Europe during “the Burning Times”, when the rise of Christianity led to the shunning (and persecution) of the followers of the “Old Religion”. Instead of giving the eggs as gifts the adults made a game of hiding them, gathering the children together and encouraging them to find the eggs. Some believe that the authorities seeking to find the “heathens” would follow or bribe the children to reveal where they found the eggs so that the property owner could be brought to justice.

Traduccion:

Historia de los huevos de Pascua y Semana Santa Candy

La historia de los huevos de Pascua como un símbolo de nueva vida no debería ser una sorpresa. La idea de que la Tierra fue rayada de un huevo que una vez fue generalizado y aparece en la creación de historias que van desde Asia a Irlanda.

Huevos, en la antigüedad en el norte de Europa, son un poderoso símbolo de fertilidad y, a menudo utilizados en los rituales para garantizar la capacidad de una mujer para tener hijos. Hasta el día de hoy las zonas rurales “grannywomen” (laicos parteras / curanderos en las montañas Apalaches) seguir utilizando huevos de predecir, con asombrosa exactitud, el sexo de un feto por ver la rotación de un huevo, ya que está suspendido por una cuerda sobre el abdomen de una mujer embarazada.

Teñidos de huevos se ofrecen como regalos en muchas culturas. Huevos decorados traen consigo el deseo de la prosperidad de la abundancia durante el año próximo.

Folclore sugiere que la caza de huevos de Pascua surgió en Europa en “The Burning Times”, cuando el auge del cristianismo llevó a rechazar la (y persecución) de los seguidores de la “Antigua Religión”. En lugar de dar a los huevos, como regalos a los adultos hicieron un juego de escondite ellos, la recogida de los niños juntos y alentarlos a encontrar los huevos. Algunos creen que las autoridades tratan de encontrar los “paganos” que siga o sobornar a los niños a revelar donde se encuentran los huevos de manera que el dueño de la propiedad podrían ser llevados ante la justicia.